Sientes mucho dolor de cabeza? Estás como si te hubieran pegado una paliza? Y lo único que recuerdas es la rumba que tuviste con los amigos; pues de forma infalible te diré que tienes resaca. Para estos casos  no existe ningún antídoto milagroso para prevenir la resaca, pero podemos ayudarte a pasar este momento desagradable de una forma más tranquila donde quizás en pocas horas tendrás resultados y  todo a través de una manera muy natural.

La resaca o cruda, como se le denomina a los síntomas post exceso de alcohol, siempre se presenta cuando nuestro consumo de bebidas alcohólicas ha sido alto. Los síntomas son náuseas, sueño, dolores fuertes de cabeza, de los ojos y del estómago, sequedad de la boca y ganas de querer retroceder el tiempo para no beber tanto.

El alcohol sólo tarda siete minutos en llegar al cerebro y empezar a afectarnos. Por esta razón, beber un jugo cítrico natural  como la limonada antes de consumir alguna bebida con alcohol ayuda a reducir entre un 50 y un 80 por ciento  el  alcohol en la sangre y por tanto sus efectos adversos.

Los zumos o jugos de fruta ayudarán también a la  hidratación y a reponer los nutrientes que el cuerpo ha perdido en intentar compensar el malestar que nos ha producido la resaca.

Otra forma que favorece mucho para evitar la resaca es que si se ingieren 1200 mg de vitamina B6, en cuatro tomas de 300 mg, antes de empezar a beber, en medio de la noche y cuando terminamos la noche, el grado de la resaca puede ser menor.

Debes recordar que con todo lo que bebiste, el potasio de tu cuerpo disminuyó considerablemente, así que es muy importante remplazarlo. Cómete una banana, así tu cuerpo tendrá un boost de energía y lo ayudarás a que se recupere.

Y nuestro último consejo que no puede faltar para  combatir los desagradables malestares de la resaca es una muy nutritiva sopa de verduras que contenga ya sea  rábano, col, alcachofa, zanahoria y apio entre otras verduras que nos ayudarán a eliminar toxinas gracias a su efecto diurético y hepático.