Los beneficios del té verde  son múltiples lo cual mediante  una refrescante infusión podrás aliviar algunos  problemas  que te afectan  la salud, de una manera rápida y natural.  Previene enfermedades cardiovasculares,  combate el envejecimiento, ayuda a adelgazar, previene las arrugas,  reduce el riesgo de artritis, fortalece los huesos,  ayuda a bajar el colesterol,  es bueno para la diabetes, fortalece la memoria, previene la hipertensión entre otros beneficio.

Por otra parte existe  una manera muy diferente de disfrutar del té verde, si eres amante de los postres te vamos a enseñar a elaborar tu propio helado de té verde en una combinación perfecta entre lo saludable y delicioso, una receta fácil de realizar.  Además, es una manera fantástica de aprovechar sus propiedades.  Una receta  a base de ingredientes naturales y sin aditivos químicos ni colorantes.

Si prefieres otro tipo de té también puedes hacerlo con té negro, té rojo  o cualquier otro pero ten en cuenta que el sabor del verde es más suave que el negro o el rojo.

 

Helado de té verde 

Tiempo de preparación: 40 minutos

Tiempo total: 2 horas

Ingredientes:

  • 1 taza de té verde elaborada en infusión
  • 1 limón
  • 200 ml de agua
  • 4 hojas de gelatina sin sabor
  • 2 yemas y una clara de huevo
  • 200 gramos de queso para untar (tipo Philadelphia light )
  • 50 gramos de azúcar morena

Preparación:

  • Prepara una infusión de té verde y luego  añades el zumo y un poco de ralladura del limón.
  • El siguiente paso es tomar la gelatina, previamente remojada en agua fría, mézclala con el agua  y las dos yemas de huevo batidas.
  • Vierte la infusión de té verde con limón a la mezcla anterior y remueve bien. A continuación añade el queso crema y el azúcar. Bate las claras a punto de nieve e incorpóralas de forma lenta y removiendo constantemente.
  • Para finalizar, vierte todo en un molde e introdúcelo en el congelador por unos 30 minutos.  Pasado  este tiempo saca el molde con la mezcla y vuelve a batirlo. Repite esta operación dos o tres veces, hasta que llegue al punto deseado.

Opción para vegetarianos

Los veganos pueden también realizar y saborear este delicioso helado de té verde, sustituyendo el queso por leche de soja y la gelatina por alga agar-agar. Por supuesto, sin añadir los huevos para los vegetarianos estrictos.

En cuanto a las cantidades, de soja serán las mismas que el queso, y del agar-agar, aproximadamente un sobre o una cucharada sopera.  Para conseguir el efecto espesante, pon a calentar el alga con un poco de leche de soja o agua, deja que hierva dos minutos y apaga el fuego.   Después ya puedes mezclarla con el resto de los ingredientes.

Espero que disfruten su delicioso y refrescante  helado de té verde, listo para comer en todo momento de una manera saludable. Puedes servirlo con algún barquillo, galleta o  trozos de fruta natural.